Los Árbitros de Azur

Los Árbitros de Azur

No muchas personas desprenden un halo de respeto, veneración y temor semejante al de los Árbitros de Azur. Son los supremos generales de la Alianza, quienes coordinan y comandan las acciones conjuntas de sus ejércitos. En la actualidad hay diez de ellos, aunque es bien sabido que el Triunvirato estudia seriamente la posibilidad de nombrar a tres más en un corto periodo de tiempo.

Alto Árbitro Arkeid

Los primeros árbitros fueron creados hace algo más de tres siglos por Renard Osborn, el Señor de la Guerra que controlaba los territorios del Sur. Eran sus generales, cuyo título provenía de su capacidad de arbitrar las guerras y declarar a un bando u otro ganador. Ahora, con la creación de la Alianza, la mayoría de ellos ha permanecido fiel a su superior directo, adoptando el papel de organizadores, estrategas y mariscales de campo. Desde que fue nombrado Señor de la Guerra, Matthew Gaul empezó a reunir a Árbitros cada vez más afines a su propia filosofía personal.

La verdadera identidad de un Árbitro es desconocida, puesto que cuando reciben el título se desvinculan completamente de su vida anterior, adoptando un nuevo nombre. A partir de ese momento, será el que usen el resto de sus días. Además, ocultan su rostro tras una máscara o yelmo del que jamás se desprenden en público. Dichos yelmos van acompañados de características armaduras sobrenaturales, son artefactos con la capacidad de alterar la voz de su usuario y escudarle contra cualquier conjuro o habilidad de identificación o localización.

Alto Árbitro AizenLa mayoría están dotados de alguna clase específica de habilidad sobrenatural, que no temen usar en la consecución de sus objetivos y de los de la Alianza. De momento, sólo seis de los diez actúan abiertamente dentro de las fronteras de su territorio, mientras que el paradero o función de tres de los cuatro restantes es desconocida. El décimo se encuentra en Kashmir organizando la conquista del principado.e metal del que jamás se desprenden en público. Dichos yelmos, que van acompañados de características armaduras sobrenaturales, son artefactos con la capacidad de alterar la voz de su usuario y escudarle contra cualquier conjuro o habilidad de identificación o localización.

Por lo general, Gaul va siempre acompañado de dos conocidos Árbitros, Kariagne y Aizen, a quienes se les llama habitualmente «Las Manos de Gaul».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.