Relatos de Campañas: La Suma Sacerdotisa de Raphael

La suma sacerdotisa del templo de Raphael se revolvía en sueños. Su vida, sus creencias, todo lo que era ella había dejado de tener sentido. Los tres seres extraños habían llegado bien entrada la noche, poco antes del rezo de despedida.

Sus hermanas y ella les recibieron igual que recibían a todos los viajeros que solicitaban pasar la noche allí. A simple vista parecían seres humanos normales. Un inhumano no se habría atrevido jamás a entrar en un recinto protegido por la sacra Iglesia. Dijeron ser nómadas que habían llegado a Anhk después de un largo viaje, y solicitaron hospedaje por unos días. Ella estuvo en seguida de acuerdo, aunque su sexto sentido le decía que ahí había algo raro.

Habían pasado tres días desde entonces y ya no estaba segura de nada… La Iglesia, el Imperio… ¿Samael? ¿Qué era verdad y qué mentira?

Un escalofrío recorrió su cuerpo y se despertó, desnuda, en su cama. Todo estaba oscuro. Aterradoramente oscuro. Extendió su mano desesperada hasta que tocó algo cálido y suave. Eso la reconfortó. Se acercó al bulto y lo abrazó tiernamente al principio y con pasión después. Su corazón se aceleraba y sentía como sus mejillas de sonrojaban y su respiración se aceleraba. Movió las manos hasta que encontró unos pechos desnudos que no eran los suyos. Los acarició con cuidado pero con pasión. El bulto a su lado gimió y unos ojos brillantes como velas ardientes surgieron de él. El bulto se movió hasta colocarse sobre la suma sacerdotisa. Unas manos suaves comenzaron a acariciar sus pechos, y fueron bajando lentamente hasta sus piernas. La santa mujer empezó a gemir más y más fuerte. Se mordió los labios con tal fuerza que se hizo una herida, y saboreó su propia sangre con pasión. Una fina capa de sudor envolvía su cuerpo, que parecía que intentaba escapar de su control… Hasta que ya no pudo más y grito.

¡Ah, Bael!

HURGRIM

6 opiniones en “Relatos de Campañas: La Suma Sacerdotisa de Raphael”

  1. Jojojo!

    Este también es relato de campaña?

    Geon, Samael, es decir tu novia, te pateo el culete en la anterior campaña??? O,o

    XDDD
    Ha molado por eso jajaja. Otro relato que no me esperaba 😉

  2. Pues este también fue un relato un poco experimental. Se lo hice a Desi y pensé que con lo «puritanas» que son las santas de Iglesia estaría bien poner un poco de la sensualidad de Samael. Total, que me enfrasqué en el relato y me salió así.
    Hey, y bien orgulloso que estoy, porque me gusta y mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.